La Fiesta de la Ofrenda a las Ánimas” en Santa Fe de la Laguna, Michoacán

Featured image

La Fiesta de la Ofrenda a las Ánimas” en Santa Fe de la Laguna, Michoacán.

Entrevista realizada al Señor Esteban Huacuz Zinzun y su Señora esposa María Inés Dimas Carlos por los Profrs. Celia Susana Ortiz Vázquez y Jorge Luis Méndez Cisneros. 05 de Octubre del 2003.

“Aquí en Santa Fe de la Laguna existen 8 barrios: San Juan uno y dos, San Pedro uno y dos, San Sebastián uno (que es éste) y dos y Santo Tomás uno y dos. Les llamamos uno y dos para abreviar porque Urhepani quiere decir el de adelante y el Karhepani de atrás”.

Featured image

“Me dedico al trabajo administrativo en un plantel de la Secretaría de Educación Pública de la Escuela que pertenece a la Normal Superior, en la 149 CEBETTI, que está en la ciudad de Morelia, y mi función es el mantenimiento de las máquinas y vigilancia. Terminé la preparatoria y cursé un año en la Facultad de Ciencias de la UNAM, en México, DF.”

“En la comunidad el representante es uno; los jueces de tenencia –propietario y suplente- son dos; los jueces son cuatro.
El representante se encarga del cuidado de las tierras, todas las tierras de la comunidad, todos los problemas que surgen de las tierras… el monte, las tierras de siembra, la orilla del Lago… para abajo, las tierras.
Los jefes de tenencia es la vigilancia en el pueblo, combinados con los Consejos del barrio se encargan de ir asignando quiénes van a sacar la vigilancia de noche; por cada barrio nombran a una o dos personas y cada noche están cambiando de vigilancia; y aparte de todos los problemas, de las personas, de las casas.
Los jueces tenemos entendido que ellos se encargan de los asuntos de la Iglesia, de los gastos que se van haciendo, del funcionamiento del sacerdote, de los trabajos u obras que se van haciendo en la iglesia; pero aparte de eso, ellos trabajan para arreglar los conflictos, colindancias en las casas, para hacer documentos como traspaso a algún familiar… como notario”.
“Y uno es miembro de la comunidad… ¿cargo? Pues no, cargo solamente cuando una persona haya tomado un cargo de representante, de jefe de tenencia; carguero del Señor San Antonio (son los que sacan al Niño Dios en diciembre) o carguero del Señor San Nicolás”.

“Carguero del Señor San Nicolás es el cargo que ahora este año hemos tomado. Somos tres personas: yo soy el capitán, el segundo es sargento y el tercero alférez, somos los tres cargueros. Aparte de los tres, tenemos tres ayudantes, les llamamos el que va en medio –o el de en medio- y los laterales para formar en total seis, son los que vamos a salir de Moros el 6 de diciembre”.

“Bailamos en una línea de seis, el de en medio sale en un determinado momento a bailar para venirnos a encontrar a cada uno de nosotros; nos encuentra, hace una reverencia, nosotros le contestamos igual y los laterales (los que están a los lados) y esa es la Danza de los Moros”.

“¿Número de habitantes aproximado? Tengo entendido que éramos como 5 mil… ahorita somos más…”

“¿Grupos étnicos? Aquí nada más hay uno, somos purépechas, uno solo nada más… aunque algunas familias se han casado con uno de afuera, eso no llega a ser dominante, nada más un miembro más de la comunidad, no un grupo; por decir …un uno por ciento cuando mucho”.

“¿Lenguaje? Purépecha que anteriormente se conocía como tarasco y últimamente nos han informado que tarasco es una palabra que usaban los españoles en son de desprecio, despectivo; quería decir “cuñado”…como ahora decimos ¿qué pasó cuñado?, ellos nos llamaban cuñados, bueno nos decían tarascos pero eso significa: cuñado. Hemos platicado con personas que han investigado el idioma y aunque decíamos que el purépecha era un dialecto, ahora sabemos que es un idioma porque tiene su gramática propia, a diferencia de un dialecto. Entonces es un idioma aunque nativo, no nacional sino local”.

“¿Nombre de la celebración de muertos? El nombre que le damos es Animecheri… es lo mismo traducido del español a purépecha…Animecheri quiere decir el día que festejamos a nuestras Ánimas, como que es propiedad de… por ejemplo si yo digo eskuechari es de nosotros. Esa terminación chare, cheri significa que es posesivo, es nuestro, propiedad de… entonces Animecheri, Día de nuestros muertos”.:

“Aquí se acostumbra dedicarle la fiesta y recordar a los que murieron desde el 3 de noviembre al 31 de octubre de ese año, más que a aquellas personas que ya se fueron y tienen años de muertos -a ellos ya nomás se les recuerda-.”

“Tenemos la creencia de que las ánimas regresan, viene a visitar ese día…como para despedirse… ahí tenemos varias interpretaciones, es nuestra creencia, pero sí tenemos entendido que ese día vuelven a venir y por eso se les hace la fiesta…”

“Se les hace la fiesta porque es una celebración, se dedica, se hace fiesta, pozole… se les pone ofrenda, se les adorna la casa con ofrenda… los que son casados se les hace una cruz, una cruz negra adornada con un arco de cempasúchil y en la mesa se adorna con floreros, candeleros, con copalero y abajo en el piso se pone un petate, donde los familiares, los parientes…principalmente los padrinos de esta persona, son los primeros que van a llevar la ofrenda, en ese momento que están ahí rezan oraciones, terminan de rezar y se les obsequia lo que se preparó… el pozole.”

Featured image

Al preguntar qué pasa con los anteriores, con los que murieron después del año, la esposa del Señor Esteban se integra a la entrevista y nos dice: “A los que murieron después del año los esperan, pero ya familiarmente, por ejemplo, nosotros tenemos un difunto este año y le vamos a hacer su fiesta este año y el próximo si queremos hacerle otra, avisamos a los familiares para que vengan el año que entra y si no, ya no…Nosotros nos acordamos de mi abuelo, mi abuela, mi tía y mi tío y un hijo; pongo una vela para cada uno y su ofrenda, ya sea una charola para cada quien o una sola ofrenda”.

“En todos los hogares se acostumbra poner una ofenda de cajón, aunque no se haga fiesta. Es por eso que en todos los hogares que visiten van a encontrar un cuarto o un corredor exclusivo para los Santitos, es especial, durante todo el año está ahí… Alguien viene a pedir un favor y de acuerdo al tamaño del favor y si ya llegó adentro donde están los Santos, quiere decir que aquello ya resolvió su problema”

El señor Esteban nos dice que “La festividad por el día de muertos empieza el 31 de Octubre para los Angelitos; ese día en la noche se espera a los padrinos, a los familiares y a las personas que quieran llevar una ofrenda durante la noche, puede ser a las 11, 12, 1 ó toda la noche, de acuerdo como estén preparados los familiares. En la mañana siguiente llegan los que no alcanzaron a ir en la noche. El día de los Angelitos, desde que llega el padrino se empiezan a tronar cohetes durante la noche y hasta la hora que ya se acuerde dejan de tronar. Niños, jóvenes, madres solteras que no recibieron el sacramento del matrimonio o personas de 80 años o más, siguen siendo Angelitos si son solteros y se celebran el 31 de octubre.”

Featured image

Altar dedicado al Angelito purépecha (no recibió el sacramento del matrimonio) el Señor Daniel Cuiriz Huacuz (águila pato ), de 89 años que falleció en diciembre del 2002 . Ofrenda ofrecida por su sobrino el día 31 de octubre del 2003.

“En la tarde del día 1 de Noviembre empieza para los difuntos grandes, grandes porque ya fueron casados… Este día no hay cohetes, sólo doblar de campanas para avisar que van a llegar los difuntos”.

“En la víspera, unos días antes, los familiares más cercanos se reúnen a platicar qué es lo que pueden hacer: tamales, nacatamales con atole, chocolate con pan, pozole… se ponen de acuerdo y empiezan los preparativos. Los conocidos, parientes y padrinos, van de visita”.

“Cuando hay visitas de fuera nada más participan, vienen y preguntan cómo es la tradición; hay jóvenes encargados de avisar en qué casas hay ofrenda. Últimamente hay turistas que compran su vela y su ofrenda y van de visita; aunque no recen dejan la ofrenda, se están un rato, se les ofrece lo que se preparó”.

“Cada quien arregla su altar de acuerdo a sus posibilidades; no hay una regla general pero se acostumbra hacer un arco de flores de cempasúchil, se adorna la cruz y si la gente quiere más adorno, puede decorar adentro con cosas y foto del difunto o difunta (su rebozo, mandiles, etc.). La gente más humilde, la más común y corriente, nomás pone su mesa, sus 4 floreros, lo básico. O los que quieren un arquito de flores en vez de cempasúchil van al campo a cortar flor de cinco llagas, que es del mismo color; los que tienen posibilidad hacen un adorno más bonito con gladíolas y adornos especiales.”

Enseguida continúa Don Esteban: “Para hacer el altar se puede poner una mesa grande, y encima se coloca el arco adornado con flores desde el piso, llega a las vigas de madera; de pilar a pilar se sujeta (si se quiere pueden ser dos arquitos), ahí es donde va a estar la cruz”

“Los candeleros son de barro, son los que fabrican aquí en la comunidad…y los copaleros y floreros, normalmente son de cerámica aunque ya ahorita estamos usando de cerámica y de latón, en botes ponemos el agua y las flores”.

Comenta la señora María Inés: “La ofrenda -en alimentos- es lo mismo para chicos que para grandes…Además a la ofrenda del difunto niño le ponemos una Iglesita, un castillito y al Niño Dios dentro de ese castillito (yo tengo uno aquí, ese se arma de carrizo y se adorna con papel de china como las piña como las piñatas, es en forma de una casita, una iglesita); flores tenues (blancas), corrientes o caras pero más adecuadas a la a la pureza del niño…Al difunto grande le ponemos una cruz”.

“La ofrenda se hace con lo que llevan los familiares; es una charolita que tiene, por lo general: chayote, camote, plátano, guayaba, naranja, pan de muerto y una vela del tamaño que sea. Todo lo recibe el familiar más allegado, el doliente más cercano al fallecido. Lo lleva a la cruz y lo empieza a poner en uno o dos petates. Luego hay familiares que llegan y dicen Mira cuánta ofrenda ya juntó, ya tiene mucho para llevarse”.

“Y es que aquí hay una leyenda que dice que: los muertos vienen y aquello se lo llevan; no pueden directamente la fruta, a lo mejor los rezos, las obras de los familiares los ayudan a purgar sus penas para poder salir del Purgatorio a la Gloria.”

“Dicen que aquí hubo una persona que no creía en eso; que dijo “yo no, a mí me dolió tanto el fallecimiento de mi padre…y estarlo recordando todavía, esperándolo; yo no, yo voy a vender y luego vengo.” Y se fue a vender…Y llegó el día 2, aquí ya había pasado la ofrenda del día 31 y del día 1º. y dicen que venía caminando en la entrada principal cuando empezaron a ver cómo una procesión que iba de esta calle a la otra…se esperaron, siguieron, y todos llevaban una vela prendida, una corona de flores y algo cargando atrás, un ayate cargando fruta…Hasta atrás venía un señor y reconoció que era su papá (llevaba una corona de espinas, una piedra cargando en la espalda y su pulgar prendido, pero también iba en la procesión)…de allí creyeron pues que sí era cierto que las ánimas venían…Digo yo, no tanto por la fruta sino por todo lo que se les reza y toda la intención que se hace; eso lo cuentan, por eso la gente dice: Mira ya todas las cosas que tiene para llevarse.”

Don Esteban comenta:” La ofrenda es lo que ofrece la persona, nosotros lo llamamos Kejtsïtkua
La ofrenda son figuras de azúcar que los familiares sepan elaborar, angelitos, animalitos decorados de color…y eso es lo que se pone en la cruz o en el altarcito que se les hace a los angelitos; ahí se ponen las figuras”.

Featured image

“En el panteón, ya que pasa el 31; el 1º. en la noche para los grandes, el día 2 en el transcurso de la mañana se espera todavía a los últimos para que vayan a llevar la ofrenda.”

“No es obligación, o que se molesten porque no fue fulano de tal…no, entonces hasta mediodía se espera…y el padre desde antes anuncia que la misa va a ser a las 4 o 5 de la tarde. Desde las 2 ó 3 de la tarde empiezan a llegar las persona, ya nada más llevan una pequeña ofrenda, velas y la cruz o la casita, el castillito…Eso es lo que llevan las familias al panteón el día 2. Cada quien llega a la tumba de sus parientes o familiares y ahí ponen la cruz grande, el castillito o la iglesita y ahí permanecen los familiares, y el padre desde ahí está dirigiendo la misa…todo mundo con las velas prendidas. Termina la misa y ya los familiares se esperan nada más un rato, ya que empieza a oscurecer todo mundo se empieza a regresar a sus casas”.

“Nosotros más bien nos dirigimos por la ofrenda, que es lo principal, lo demás es opcional, es un adorno para recibirla que arreglan los de la casa; la ofrenda es lo que llevan los familiares.”

Continúa la señora: “ El adorno, la flor de cempasúchil y si acaso el agua –porque todo mundo toma agua- es lo que hay que ponerle al difunto…Yo le voy a poner refresco para que se lo tome…Ya si se le puede hacer la comida que prefería, se le hace o si no, pura fruta…Lo que se prepara es más bien para regalarle a las personas que van a venir: pozole, tamales con atole, chocolate (en agua no con leche) con pan. Las figuras de azúcar en forma de angelitos o animalitos es lo que se usa aquí en lugar de calaveras y son en general para niños y adultos”.

“Para el día de los angelitos si algún padrino quiere y puede, lleva música…pero no es la costumbre…aquí se usan las alabanzas: viene el padrino de bautizo y después del rosario, le cantan; viene el de confirmación, le reza y le cantan; viene el de la coronita, el de la primera comunión y todos le deben rezar y cantar alabanzas en la casa”.

Don Esteban nos platica “En los panteones hay puro rezo, misa y algunos cantos de familiares en la tumba de su ser querido al terminar la misa…El vestido para ese día es el de diario”.

La señora María Inés nos dice que “el día 2 de noviembre se levanta la ofrenda y se lleva al panteón una parte y se le da al sacerdote y se comparte con los familiares que están ahí, lo reparten a todos los que ayudaron hacer quehacer en la familia, a todos los que anduvieron ahí”. Complementa Don Esteban “cuando alguien quiere agarrar una fruta de la ofrenda, sea familiar o no, no lo dejan, y le dicen si lo quieres, tienes que rezarle y pedir permiso”.

Continúa la señora Ma. Inés “En otros pueblitos de la rivera del lago acostumbran levantar el altar, y se van a la iglesia, y todos los visitantes que van llegando a la iglesia le dan ofrenda, tenga, le dicen, pero vaya a rezar; la gente se la pasa rezando y cantando en la iglesia, la otra vez no nos dejaban salir, llegábamos a la puerta y nos regresaban, nos daban más, hasta que la tía Ángela dijo ya….”.

“Cuando fallece alguien también el vestido es el de diario… cuando alguien fallece hay velación y al día siguiente los familiares van al panteón a hacer la fosa para sepultarlo ese mismo día, porque no hay encargados que se dediquen a ese trabajo y porque se tiene la creencia de que si la fosa se hace un día antes de enterrar al difunto y se deja abierta, se muere por coincidencia otra persona…Unas personas me platicaron que estaban haciendo una fosa y dijeron ya vamos a avisarles a las personas que traigan al difunto, pero pon una cruz aunque sea con palas, porque si no, llega el diablo y se adelanta y jala a otra persona…Hace poco falleció una persona ya mayor y la fosa la hicieron un día antes; desde la víspera llegó de México un cuñado de él con su esposa, fuimos a acompañar al muerto y esta persona venida de México contrató un mariachi (aquí sólo se acostumbra acompañar con orquesta a los angelitos, pero a los grandes nada de música). Iba muy alegre, cantando y pidiendo canciones –traía una copas encima- y a las tres o cuatro horas del entierro, muere…Se intoxicó por el vino, estaba tomando unas pastillas porque alguna enfermedad tenía y muere…Coincidió con que la fosa del difunto estaba abierta desde un día antes…Así le dejamos mejor, coincidió por algo, por algo”…

Enseguida la señora comenta: “Entonces, el día que fallece lo velan y también van los padrinos a rezarle aquí, igual como el día de Todos los Santos, van a rezarle y los parientes acostumbran hacer en la velación chocolate en agua con pan blanco, atole con pan; al día siguiente cuando ya es el sepelio; ese día se hacen corundas con pescado en chile rojo siempre, esa sí es una costumbre, siempre se hace lo mismo”.

“Hacer o no novenario depende de la costumbre de cada familia y de lo allegados que estén a la iglesia; si son muy creyentes, pues le hacen su novenario”.

“En caso de que nosotros seamos padrinos de velación de algún difunto, nos toca hacer una ensarta de frutas, otra de muñecos de azúcar, otra de pan, mas aparte una charola grande con camote, chayote, plátano, naranja, manzana…Consigo quien rece el rosario y cante y llegamos allá; le entregamos la ofrenda al esposo o esposa, la reciben y su familia la besa y nos la regresan para colocar las ensartas en la cruz, en el arco, y de cada lado del mismo ponemos un angelito de azúcar…Aquí no se acostumbra el papel picado y el mantel, tela o plástico que se pone es de acuerdo a las posibilidades de los de la casa; la fotografía sólo se pone si quieren…”.

Featured image

Dice Don Esteban: “lo que aquí hacemos es costumbre de aquí y es diferente en otras comunidades, aunque algunas cosas coinciden no es igual”.

Continúa la señora Ma. Inés: “La flor de cempasúchil se usa porque se da en ese tiempo, pues cuando llega la lluvia tenemos la costumbre de sembrarla…Yo creo que por eso se quedó como flor de muerto, y se nacionalizó así y se usa para los altares…”

Complementa Don Esteban: “La palabra cempasúchil es náhuatl, en purépecha la misma flor la conocemos como Tzitziki Tiringini, flor del atardecer, Tiringini, significa tarde”.

Featured image

“Esta es una fecha para recordar…ya es menos el sentimiento y la tristeza que cuando la persona falleció; no se acostumbra llorar dice la tía para qué lloras ahorita, debe uno de cuidar a la persona en vida, ya después de muerto ya para qué llora uno… Por eso digo yo que es más bien muestra de recuerdos y alegría”.

“Yo me acuerdo de una persona, que cuando se murió su hermano estaba tranquilo, no podíamos llamar felicidad, pero si lo veíamos tranquilo y le preguntaron que por qué no había tristeza porque se había ido su hermano, él contestó porque yo estoy seguro que mi hermano, llegó alegre, me acuerdo que llevó una vida con todas las reglas y todas las leyes que debemos de llevar todos, y ahorita estoy seguro que Dios lo tiene en su gloria… por eso él estaba feliz, estaba contento y así lo deberíamos de manifestar, es una Fiesta”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s